Profesiones con futuro

Por descontado que todos queremos que nuestros hijos estudien, saquen una carrera, una en la que ganen mucho dinero, una en la que no tengan que hacer un trabajo físico muy fuerte, uno en el que cómodamente pueden ganar una buena suma de dinero. Seamos sinceros a todos nos gustaría que  nuestros hijos fueran médicos, abogados, ingenieros, jueces…
Mi padre quería eso para mí, y yo me esforcé y me esforcé pero me quedé en el intento. No conseguí para mi eterna vergüenza l nota suficiente para hacer una buena carrera, quizás no era lo mío, quizás no estaba destinado a ser un buen médico o un abogado.

Soy mecánico, si, mecánico de camiones, y sabéis que os digo, que va fenomenal, no es un trabajo cómodo, no es un trabajo de estudios, no es un trabajo de sentarse en una oficina frente a un ordenador, pero es lo que más me gusta. Todo empezó cuando me dispuse a arreglar con un amigo su cache, le fallaba el alternador y lo sustituimos y ahí se me encendió la bombilla, se me despertó la curiosidad, así que me formé en mecánica, conseguí una titulación y un préstamo personal para poder montar mi propio negocio. Viendo que los coches no tenían secretos para mi quise ir a mas y me puse a comercializar recambios de ocasion para camiones montándolos yo mismo por supuesto.

El resto es historia, tengo mi propio negocio, me va muy bien, contraté a dos mecánicos más para poder hacer frente a todas las reparaciones que nos llegan al taller.
Creo que todos estamos predestinados a hacer unas cosas u otras, la verdad es que no era lo mío la medicina o la abogacía, lo mío es mancharme las manos de grasa, utilizar un mono azul lleno de bolsillos y poder oír el rugido de los motores una vez lo he reparado.
Afortunadamente encontré la profesión que más me gustaba, lo que más me apetecía hacer, la que más me llenaba y estoy muy contento con la decisión que tomé. Sé que mi padre está orgulloso de mí aunque no sea médico, se que le agrada ver en el hombre en el que me he convertido y sabe que hice lo correcto cuando decidí estudiar mecánica y encargarme de los coches y los camiones que se estropean, se que aunque no me lo diga muy a menudo está de acuerdo conmigo.