La complejidad de fabricar motorreductores de calidad

Los motorreductores son dispositivos construidos por medio de engranajes con el objetivo de regular las velocidades de maquinarias motorizadas. Lograr estas funciones de control de movimiento es algo complejo y uno de los requisitos fundamentales para considerar que se trata de motorreductores de calidad.

¿Cómo se mide la calidad en los motorreductores?

Existen diferentes tipos de motorreductores o cajas reductoras, como también se les denomina, pero en todo caso son las características de fiabilidad, consistencia y precisión las que definen cuando se trata de motorreductores de calidad.

  • Fiabilidad: En muchas fábricas la calidad de los procesos (e incluso la vida de las personas que allí laboran) depende del control de movimiento. De allí que los motorreductores empleados deben ser confiables. Por ejemplo, un motorreductor empleado para regular la velocidad de una banda transportadora puede generar un accidente si no logra cumplir con su función.
  • Consistencia: Si el motorreductor solamente funcionara en ocasiones el proceso sería irregular y se corre el riesgo de que los resultados no sean los esperados.
  • Precisión: Asumiendo que la función elemental de un motorreductor es controlar y regular el movimiento, si esto no fuera preciso los productos o procesos dependientes de esta función estarían en ocasiones fuera de especificación.

En resumen, la no utilización de cajas reductoras de calidad puede incidir en una mayor probabilidad de productos defectuosos, así como en un aumento en la cantidad de desechos.  Situación que al final se traduce en pérdidas para las empresas.

¿Cómo es el proceso de fabricación de motorreductores de calidad?

La fabricación de cajas reductoras es un proceso complejo porque requiere de un control total de todos los aspectos involucrados en la producción de estos dispositivos.

Desde el uso de máquinas y herramientas que garanticen la calidad de la fabricación, hasta el uso de técnicas y tecnologías de ensayo que permitan verificar las características de fiabilidad, consistencia y precisión en el motorreductor fabricado.

Evidencia de los parámetros operativos a los que debe ajustarse este complejo proceso de fabricación de caja reductoras es la disposición con la que la empresa Inyección y Fabricación de Reductores – IFR asume el compromiso de fabricar estos  engranajes para cubrir las diversas exigencias de la industria.

Los cuidados que IFR asume durante el proceso de fabricación de las unidades motorreductoras que salen de su planta garantizan una larga vida útil de estos equipos. Esta ha sido una de las claves del éxito creciente que ha tenido esta empresa española.

Un equipo profesional de diseño e ingeniería es el encargado de atender aspectos como la tecnología y la innovación a fin de dotar a cada producto fabricado de las características requeridas en las diversas aplicaciones donde son incorporados.

¿Por qué la innovación tecnológica es esencial para llegar a tener un producto de calidad?

  • Tecnología de punta: El seguimiento en el control de calidad de la construcción de cajas reductoras debe complementarse con las más altas tecnologías a fin de proporcionar a las cajas reductoras detalles esenciales como lubricación, resistencia y potencia.
  • Innovación: El esfuerzo puesto en avanzar cada día más es el plus para alcanzar la calidad perfecta en la diversa gama de engranajes que fabrican  y que incluyen cilíndricos rectos, helicoidales y cónicos desde Módulo 0,3 a M2, entre otros,

En definitiva, la fabricación de cajas reductoras de calidad no es fruto del azar sino todo un proceso cuidadoso centrado en el cumplimiento de diversos parámetros en el diseño y tecnología empleada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.