Cámaras térmicas contra el coronavirus

Inmersos en una de las situaciones más extraordinarias que se recuerdan en España, cada vez son más las iniciativas que nos proponen diferentes fabricantes a la hora de lidiar contra el coronavirus. Una de las últimas iniciativas que alcanzado un mayor éxito hace referencia a la instalación de cámaras térmicas. Este tipo de dispositivos se caracterizan por ofrecer información a tiempo real acerca de la temperatura corporal de todas las personas que se encuentran en el interior de un espacio. Al mismo tiempo, también nos avisa acerca de aquellos casos en los que la temperatura se encuentra por encima de los valores esperados.

Este tipo de dispositivos cuentan con una gran trayectoria en nuestro país, utilizados para multitud de cuestiones relacionadas con la medición de la temperatura. La mayoría de ellas, respectivas a la manera en cómo se garantiza la seguridad de los individuos. No obstante, ha sido a través de la pandemia del coronavirus cuando ha experimentado un mayor crecimiento.

Identificando los casos sospechosos

Tal y como se recoge desde la propia Organización Mundial de la Salud, la temperatura corporal es uno de los principales indicadores que manifiestan la posibilidad de haberse contagiado del virus. Por tanto, este tipo de instrumentos lidian en pro del reconocimiento de todos los casos sospechosos que se encuentran en un mismo espacio. Siendo una solución cada vez más utilizadas en todo tipo de empresas, establecimientos y eventos de todo tipo.

Además, se espera que su uso vaya en aumento durante los próximos meses. Hasta hacerse obligatorio. Cuando los eventos multitudinarios comiencen a recuperar su actividad normal. Los clubes nocturnos, por ejemplo, ha sido una de las industrias que ha mostrado una mayor predisposición hacia este tipo de instrumentos.

Protegiendo tanto a los clientes como a los empleados

Una de las primeras iniciativas que surgieran una vez comenzaron a abrir los establecimientos fue la compra de termómetros individuales que se encargaban de medir la temperatura a distancia. No obstante, y pese a que este tipo de instrumentos pueden llegar a resultar de gran utilidad, no muestra la fiabilidad que una cámara térmica es capaz de proporcionar. Al mismo tiempo, la gran cantidad de recursos que hay que destinar para poder llevar a cabo la medición a todas las personas que entran en un único local es uno de los desafíos más importantes a las que la mayoría de establecimientos tuvieron que enfrentarse durante las primeras semanas de apertura.

Por otro lado, también se encuentra los relacionado con la seguridad de los empleados que tienen que llevar a cabo esta medición. Inmersos en una situación tan extraordinaria como ante la que nos encontramos, ser capaces de proteger a nuestros empleados al máximo es fundamental. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la declaración llevada cabo por la organización mundial de la salud, que recientemente ha afirmado que el virus también es capaz de contagiarse a través del aire. Una situación que hasta este momento se desconocía por completo.

Por lo tanto, ante esta gran exposición, no tiene sentido seguir exponiendo a nuestros empleados a estar en contacto con todo el público que entra en un mismo establecimiento. Mediante la instalación de este tipo de dispositivos, se incita de manera automática hacia una mayor protección de todos nuestros empleados.

Como hemos podido comprobar, la instalación de cámaras térmicas se ha consolidado como uno de los referentes en el momento actual. En la gran cantidad de beneficios que propone a los dueños de los locales encontramos uno de los motivos por el que una mayor cantidad de establecimientos se encargan de llevar a cabo su instalación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.