Piel sana y perfecta de cara al verano

El verano ya está aquí y a la mayoría de nosotros nos gusta llegar alaplaya un poco  bronceados ya, ya haya sido yendo unos días antes a la piscina, acudiendo a un centro de medicina estética en Madrid o tomando el sol en la terraza de nuestra casa.

Hasta 1920 las pieles blancas estaban de moda ya que se consideraba que tener la piel morena era signo de haber trabajado (la alta burguesía no pasaba horas bajo el sol), pero fue la diseñadora Coco Chanel quien tras unas vacaciones en la Riviera Francesa mostró en un desfile su piel dorada.

Tras ese momento y hasta ahora, una piel morena es símbolo de juventud y salud. Pero para poder lucir un moreno bonito este también tiene que ser sano, hay que tener bastante cuidado al tomar el sol para no terminar dañando nuestra piel y provocarnos desde deshidratación, envejecimiento prematuro, manchas e incluso melanomas.

Es por ello que hemos redactado una serie de normas o puntos importantes a tener en cuenta desde el primer momento en  el que vayamos a exponer nuestra piel a los rayos UVA.

  1. Hidrata y limpia siempre tu piel. Hacernos un peeling semanal ayudará a eliminar todas las células muertas de nuestra piel, a oxigenarla y a estimular la producción de colágeno y de nuevas células.

 

Siempre tras la ducha es muy importante hidratarla, ya sea a base de cremas o ahora en veranito con aceites efecto seco, que además de hidratar, se absorben enseguida permitiendote salir sin sentir esa sensación de “pegajoso” sobre la ropa. Las cremas permitirán que tu piel tenga un porcentaje de agua y no se seque no solo con el sol sino con la acción de los aires acondicionados.

 

  1. Cuidado con la alimentación. Es importante alimentarse a base de productos adecuados y que lleven mucha vitamina C, D y agua en estos meses calurosos.Al igual que evitar el exceso de productos grasos o el alcohol, ya que la grasa obstruye los poros y la piel no respira y la acción del alcohol lo que hace es resecar nuestra dermis.

 

  1. A la hora de salir a la calle, aunque sea a dar un paseo deberemos evitar ponernos productos (cremas, desodorantes, perfumes) que lleven alcohol en su composición. Ya que el alcohol sobre la piel y si le da el sol directamente puede terminar provocando manchas.
  2. No olvidarse nunca de la crema protectora para la piel. El sol cada vez es más peligroso, y aunque no estemos en la playa o en la piscina daña nuestra piel de la misma forma si estamos exponiéndola.

Tenemos que dejar atrás la falsa creencia de que las cremas evitan que nos pongamos morenos, lo que evitan es que  nuestra piel se queme y termine dañada.

  1. siempre usar una crema con el factor de protección adecuado para nuestra piel. Saber que los fototipos de pieles claras se queman antes es muy importante, nuestra piel necesitará el factor más alto ya que es más sensible a los efectos del sol.

Mientras que cuanto más morenos estemos podremos ir bajando el factor de protección, pero nunca sin dejar de usarlo.

  1. Tener en cuenta volver a aplicarse la crema una vez que nos hayamos bañado. Aunque la mayoría de cremas sean resistentes al agua siempre es recomendable volver a aplicarse la crema cuidadosamente por todas las partes de nuestro cuerpo.
  2. Proteger nuestros ojos del sol, los rayos UVA también dañan nuestra retina, además de que nuestros párpados son una de las zonas más sensibles a quemaduras (y una de las que más nos olvidamos de proteger).
  3. Evitar la exposición al sol entre las doce y las cuatro de la tarde, ya que es la franja horaria en la que el sol incide más sobre la superficie terrestre y su efecto es más dañino. Si vamos a salir lo mejor es llevar siempre con nosotros un sombrero o una gorra.
  4. No olvidarse nunca del agua, beber agua constantemente para estar deshidratados, si no tenemos agua optar por zumos, fruta o incluso un helado. Nuestra piel necesita reponer el agua que perdemos al sudar o por evaporación.
  5. Una vez hayamos concluido nuestra sesión de sol ducharnos con agua tibia (más tirando a fría) para cerrar los poros de nuestra piel y refrescarnos. Y siempre aplicar abundantemente crema “after-sun” para, además de prolongar el bronceado, rehidratar nuestra piel.
  6. Una vez tengamos nuestro bronceado acudir a una clínica de medicina estética de Madrid para hacernos un tratamiento extra y lucir como nunca.

 

Así viven los centros de estética el verano post-COVID

Con el verano llegan las ganas de salir y aprovechar todo ese tiempo de reclusión en nuestros hogares, pero también desaparecen las ganas de maquillarse y se busca por todos los medios parecer lo  más jóven y tener la mejor piel sin tener que recurrir al maquillaje.

Sin contar con que nuestras prendas de ropa se acortan y lucimos cuerpo en playas y piscinas. La cuarentena nos ha dejado muchas anécdotas pero es hora de mirar de cara al futuro y ver cómo hasta la estética va recuperando la normalidad.

Las nuevas medidas de seguridad que nos encontraremos.

La vuelta a la rutina de cualquier centro  de estética en Madrid no ha sido nada nuevo, ya que en estos centros las medidas de seguridad e higiene se realizan a diario. Tenemos que tener en cuenta que tanto las camillas como la maquinaria ya se desinfectaban antes del COVID-19.

Pero ahora se han extremado y se cumplen estrictamente las indicaciones que ha marcado el Ministerio de Sanidad.

Entre las nuevas medidas que se pueden observar en los centros son las pantallas en recepción y consulta, que aíslan a los trabajadores. Estos también cuentan con equipos de protección reglamentarios (mascarilla, pantallas…).

A la entrada veremos como hay colocada una alfombra en la que desinfectaremos nuestro calzado, en las salas de espera hay dibujadas marcas que nos ayudan a mantener la distancia interpersonal y las revistas o el dispensador de agua han desaparecido.

Antes de acudir a nuestro centro de estética nos habrán solicitado información acerca de si creemos padecer  el COVID–19, si tenemos alguno de los síntomas asociados a él o si alguno de los familiares o compañeros de trabajo con los que convivimos habitualmente lo  tiene. En caso afirmativo deberemos posponer la cita, al igual que si, una vez allí al medirnos la temperatura superamos la recomendada.

La reacción de los clientes en la “nueva normalidad”

Son muchas y muchos los clientes de los centros de estética los que han decidido volver  a sus tratamientos pese al miedo (generalizado de la población) que se le tiene a este virus desconocido.

Ellos son los primeros que quieren empezar a adaptarse a la “nueva normalidad” y volver cuanto antes a sus rutinas anteriores.

Son los primeros que acatan las medidas con una responsabilidad y precaución dignas de admirar y cuando acuden al centro  y ven todas las medidas sus temores tienden a dispersarse.

Aún así han sido bastantes las personas que han decidido posponer sus tratamientos, ya que algunos de ellos no están recomendados para épocas de  mucho calor o simplemente porque van a disfrutar de las vacaciones.

Tratamientos recomendados para el veranos post-COVID.

De cara al  verano  uno de los tratamientos que nos podrá ofrecer mejores resultados y que notaremos en un tiempo récord será el de la lipoescultura. Uno de los tratamientos estrella de cualquier centro de estética en Madrid para tratar la grasa localizada.

Solamente en una sesión veremos resultados espectaculares.

Otro de los tratamientos que más demanda reciben ahora son los tratamientos específicos para rostro en mujeres mayores de 30. Las líneas de expresión, la aparición de surcos o la flacidez son los tratamientos que más se demandan este verano.

Aparte del aumento de labios mediante el ácido hialurónico, una sustancia de origen natural que rellena nuestros labios dándoles mucho más volumen, un color rosado envidiable y otorgándole a nuestro rostro una expresión mucho más juvenil.

Todos son tratamientos poco invasivos, en los que no habrá cuidados posteriores y en los que empezaremos a ver los resultados nada más terminar el tratamiento.

Todos ellos al tener en  común unos resultados inmediatos y muy pocas sesiones para lograr lo que queremos, junto con las ganas de lucir espectacular en verano (tras tantos días encerrados en nuestros domicilios) y de no saber qué nos deparará tras septiembre sean los favoritos.

 

 

Clínicas de belleza: ¿cómo escoger la mejor?

clinica de belleza

Cuando necesitamos escoger una clínica de belleza para llevar a cabo algún tratamiento que tengamos en mente, es importante tener en cuenta una serie de factores con el objetivo de garantizar nuestra elección. Por desconocimiento, es habitual que este tipo de negocios generan ciertas dudas, debido a que no siempre se frecuentan de manera regular.

Para lidiar con esta situación, y con el objetivo de hacer tu elección mucho más sencilla, hemos reunido una serie de aspectos a los que conviene obedecer en el momento de escoger tu próximo centro de belleza.

Internet, tu gran aliado

Si por algo destaca internet y su impacto en el comercio es por la capacidad con la que cuentan actualmente todas las personas para poder realizar diferentes opiniones de los comercios que visitan. Especialmente en Google, esta es una de las herramientas más utilizadas.

En este sentido, es muy importante que antes de decantarte por uno u otro tipo de centro de estética y belleza, te decidas por mirar en Google las opiniones con las que cuenta. De esta manera, en base a la experiencia de los clientes con los que ya cuenta, podrás tener una aproximación de la experiencia que vas a poder vivir allí. 

Consulta sus servicios

Una de las mejores opciones por las que puedes decantarte es por elaborar una lista con cuatro o cinco clínicas y consultar todos los servicios que ofrecen. Seguramente, no en todas encontrarás los mismos servicios, por lo que es importante consultar antes de dar el primer paso si los lugares que estás consultando ofrece el tratamiento corporal que quieres realizar.

Del mismo modo, una buena opción de conocer en primer persona cómo trabajan es acudir al espacio físico en cuestión. Pese a que a través de internet podemos comprobar mucha información, no hay mejor manera de consultar a los profesionales que trabajan en su interior sobre los servicios y la metodología de trabajo que suelen realizar.

Ante cualquier duda, llama por teléfono

Consultar precios, ofertas, tratamientos… Cualquier duda que pueda surgirte en el proceso de decantarte por uno u otro centro de belleza es recomendable que sea tratado de manera personalizada. Y, para ello, no hay mejor manera que acudir físicamente o que, al menos, contactes telefónicamente con el centro.

En el ámbito de la belleza es muy importante el feeling entre el paciente y el profesional que va a llevar a cabo el tratamiento. Por lo que esta es una primera toma de contacto que puede ser muy importante para identificar si, efectivamente, te encuentras a gusto en la clínica.

Consulta la tecnología utilizada

Nos encontramos en un campo en el que constantemente aparecen innovaciones tecnológicas que permiten obtener un mejor resultado de todos los tratamientos que se llevan a cabo. Por este motivo, es muy importante consultar la tecnología utilizada en cada uno de estos tratamientos. 

Es importante confiar únicamente en centros de belleza que se encuentren a la vanguardia de la tecnología que se encuentre disponible en ese momento en el mercado. De lo contrario, los tratamientos llevados a cabo en su interior puede que no cumplan con las medidas que requiera el mercado en este momento. 

Intenta no priorizar por el precio

Como ocurre en cualquier otro negocio, el factor precio suele ser uno de los más determinantes en el momento de decantarnos por una u otra empresa. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el factor precio no siempre tiene que ser el motivo principal para decantarnos entre las diferentes empresas que existen en el mercado. 

Pide presupuestos y compara los diferentes precios que existen en el mercado, pero no utilices este dato como el definitivo para escoger un centro de belleza.