En biosalud se encargan de mejorar y tratar la enfermedad del Lyme

La patología de Lyme es una infección bacteriana transmitida por la picadura de una garrapata infectada. Si no se trata, la patología puede provocar diversos inconvenientes de salud.

La patología de Lyme sin intentar puede elaborar una vasta pluralidad de indicios, dependiendo de la fase de la infección, aprende más sobre la salud en El Plural.

Estas señales tienen la posibilidad de integrar fiebre, sarpullido, parálisis de la cara, artritis, neuralgia, mareos, complejidad para respirar, insomnio, fatiga crónica, ansiedad y depresión, entre otros.

En la actualidad se cree que en nuestra región podría haber entre 40.000 y 50.000 casos anuales de Lyme, y los científicos predicen que la proporción de personas que se infectan incrementará mientras nuestro clima siga cambiando.

¿Cómo es el diagnóstico?

Tienen la posibilidad de hallar a menudo varios signos y indicios de la patología de Lyme en otras patologías, lo cual provoca que el diagnóstico sea difícil. Además, las garrapatas que transmiten la patología de Lyme además tienen la posibilidad de contagiar otras patologías.

Si no tienes el característico salpullido “ojo de buey” de la patología de Lyme, el doctor puede consultarte sobre tus precedentes doctores, inclusive puede preguntarte si has estado al aire independiente en el verano, una vez que la patología de Lyme es recurrente, y puede hacer un examen físico.

Los estudios de laboratorio para detectar los anticuerpos contra la bacteria tienen la posibilidad de contribuir a confirmar o descartar el diagnóstico. Estas pruebas son más confiables luego de que hayan transcurrido varias semanas a partir de la infección, o sea, luego de que tu cuerpo humano haya tenido tiempo para desarrollar anticuerpos.

¿Cómo es el procedimiento?

Antibióticos orales. Forman parte del procedimiento estándar para la patología de Lyme en estadios tempranos. En la mayoría de los casos, integran la doxiciclina para adultos y chicos más grandes de 8 años, o la amoxicilina o la cefuroxima para adultos, chicos más pequeños y féminas embarazadas o que amamantan.

Comúnmente, se ofrece tomar los antibióticos entre 14 y 21 días, empero ciertos estudios sugieren que la utilización a lo largo de 10 a 14 días es igual de eficaz.

Antibióticos por vía intravenosa. Si la patología perjudica el sistema nervioso central, tu doctor podría recomendarte un procedimiento con antibióticos intravenosos que dure entre 14 y 28 días. Aquel procedimiento es eficaz para borrar la infección, aun cuando la recuperación puede demorar cierto tiempo.

Los antibióticos intravenosos tienen la posibilidad de provocar diversos efectos colaterales, como el decrecimiento de los glóbulos blancos, diarrea de leve a grave, o la colonización o infección con otros organismos resistentes a los antibióticos no involucrados con la patología de Lyme.

Los antibióticos son el exclusivo procedimiento comprobado para combatir la patología de Lyme. Varias personas que experimentan signos y indicios inexplicables o alguna patología crónica podrían creer que sufren la patología de Lyme inclusive si no se ha diagnosticado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.